04/11/2010

¡El Ondas para el Cifu!


Yesterday was a pretty intense day. A few hours after we got the news about James Moody, the 2010 Ondas awards were announced. This is the most important recognition radio people can get in Spain. The news is that veteran jazz broadcaster Juan Claudio Cifuentes, 'Cifu', has been granted the Special Jury Award.

I've already spoken about Cifu and how he's been the education in jazz for many of us in Spain, mainly through his weekly programme on Spanish public TV from 1984 to 1991, but also through his 40 years, and counting, on radio. Jazz is a minority music, even more so in Spain than in our European neighbours, so, besides the recognition to his work, this is, in some way, a small acknowledgement of jazz in Spain, of the people who play it, the people who help make it better known, and the small, but faithful and, hopefully, growing audiences.

~~~~~~~

Decía yo en una entrada anterior que "el Ondas para el Cifu". Pues así ha sido: ayer por la tarde se anunciaban los Ondas de este año y a don Juan Claudio le ha caído el "Premio Especial del Jurado", tras una entusiasta campaña, todo hay que decirlo, de su hija menor en Facebook. En esta red social hay un par de grupos en los que se palpa el afecto de un montón de gente cuyo primer contacto con el jazz, a veces el único, ha sido a través del Cifu.

Ya he hablado antes de él en este blog. Yo soy uno de tantos que se enganchó a Jazz entre amigos y a sus programas de radio. Con el tiempo he tenido ocasión de conocerle y tratarle un poco en persona, y de descubrir gustos comunes dentro y fuera del jazz (como Woody Herman, Brel y el "destornillador" sin gas). Lo más llamativo, es la pasión que gasta, a sus 69 años, cuando habla de la música que le gusta.

Su trayectoria biográfica es singular: nacido y vivido en París hasta los 20 años, le tocó venirse a España en 1960... ¡De París a Madrid en 1960! Sin duda un viaje más impactante que el de Neil Armstrong al final de aquella década. Otra singularidad de don Juan Claudio es que habla en francés -lógicamente- e inglés de maravilla, lo que sin duda contribuyó a que no tardase en convertirse en ejecutivo internacional de discográfica, bregando en músicas de todo tipo: por mucho jazz que haya movido, quizás su maniobra con más eco entre el público haya sido la de estrenar al cantante Eddy Grant en disco en España. Aunque llevaba unos años haciendo radio, no fue hasta que le llegó la oferta de TVE (por obra y gracia de Clara Isabel Francia) cuando dejó la discográfica -Movieplay- en la que su trabajo estaba quedando obsoleto por la llegada de las multinacionales. En todo caso, en los vídeos que incluyo más abajo el propio Cifu explica todo esto con más detalle.

El premio es de justicia. Cifu ha sido la puerta al jazz por la que más gente ha pasado en España. Por minoritario que sea el jazz, él ha sido el divulgador más importante que ha tenido esta música en nuestro país. Además, aunque a algunos nos parezca de cajón, Cifu era un candidato improbable en un país tan dado al famoseo y la titulitis: el premio ha sido para alguien nada famoso y hecho a sí mismo como crítico y comentarista de una música que además es marginal.

Yo me alegro por él y por su familia, por la satisfacción que tiene que suponer el saber que tus compañeros de gremio se acuerdan de ti, y por las muestras de cariño del público.

Y también me alegro por lo que tiene de instante de visibilidad para el jazz en España, y de reconocimiento de la labor de un puñado de nombres que un buen día de sus vidas pasaron de ser aficionados con más o menos conocimiento de causa, a enfrentarse al folio en blanco o el micrófono, por la razón que fuera, porque querían discos y conciertos gratis, por narcisismo, porque les dieron la oportunidad y no quisieron o no pudieron rechazarla. Los que en su día -cuando no había internet, ni multinacionales del disco con distribución mundial, ni cedés, ni la bibliografía que existe hoy en día- optaron por gastar recursos, energías y horas de sueño en promover esta música. Los que sacaron adelante conciertos, revistas y programas de radio cuando era verdaderamente difícil hacer algo con el jazz en España.

Esto incluye a los que se quemaron por el camino, los que han tirado la toalla, los que bebieron demasiado, los que reseñaron impecablemente conciertos a los que no habían asistido y torpemente bolos que sí presenciaron, los que se han aburrido de oír año tras año tras año la misma cantinela veraniega... en definitiva, los maestros, a su pesar o al nuestro, de quienes hoy pensamos que merece la pena gastar recursos, energías y horas de sueño en difundir y promover el jazz, por sí mismo y como vía para descubrir nuevos mundos musicales.

Brindo por todos ellos y, sobre todo, por el primus inter pares, por el Cifu.

CODA: Mañana viernes toca Martial Solal en el Johnny (en un programa doble compartido con el gran Agustí Fernández). El presentador del evento, si todo sale como debe, va a ser el Cifu, y supongo que el recibimiento que le brindará el respetable será apoteósico. Una ocasión para no perderse, dentro, además, de un ciclo de jazz simplemente in-cre-í-ble organizado por otro héroe de esos que comentaba antes: Alejandro Reyes Domene, "chérif" supremo de la música en el Johnny, de quien Tomajazz publica esta sustanciosa entrevista.


***

El Cifu nos cuenta su vida







3 comments:

Fernando Ortiz de Urbina said...

La noticia en RTVE.es

pepeworks blog said...

Esta noticia me gusta mucho, mucho, mucho, ¡hurra por el Cifu! Yo soy otro de los tantísimos que nos enganchamos al jazz con el programa "jazz porque sí" de nuestro amado Cifu.

Enhorabuena para alguien imprescindible!!

Cifujazz said...

ya era hora!!!
firma: 4ra